BIENVENIDOS Y BENDICIONES.

El propósito de este blog, es entretener y enseñar con videos, alabanzas, oraciones, cuentos, juegos, y diseños hermosos con pensamientos y textos Bíblicos.
Entregar, reflexiones, pensamientos, poemas y mensaje relacionados a Dios.
Lo ideal es que encuentren lo que necesitan para entretenerse sanamente y a la vez llevarse un aprendizaje de la vida y de los mensajes de Dios.
Cada día iremos agregando novedades y nuevos mensajes cristianos infantiles.
NUESTRO ANHELO ES QUE LO QUE SE PUBLIQUE SEA DE AGRADO Y BENDICIÓN.
BIENVENIDOS Y BENDICIONES.

Mi lista de blogs

jueves, 15 de octubre de 2015

PAPÁ NO ME PEGUES...Y LOS PADRES QUE YO SOÑÉ...PENSAMIENTOS, CUENTOS Y REFLEXIÓN...


Papá:
Tus golpes no solo hieren mi cuerpo, golpean mi ¡corazón! 

Me hacen duro y rebelde, terco, torpe y agresivo.
Tus golpes me hacen sentir miserable, pequeño e indigno de 

ti... mi héroe.
Tus golpes me llenan de amargura, bloquean mi capacidad de 

amar, acrecientan mis temores y nace y crece en mi el odio.
Papi, tus golpes me alejan de ti, me enseñan a mentir, cortan 

mi iniciativa y mi creatividad, mi alegría y espontaneidad.
No me des golpes más. Soy débil e indefenso ante tu fuerza; 

tus golpes enlutan mi camino, y sobre todo endurecen mi alma.
La fuerza de tu razón es superior a la fuerza de tus golpes; 

si no te entiendo hoy, ¡Pronto lo haré! 


Si eres justo e insistes, explícamelo.

Más poderosos que tus golpes, más efectivos y grandiosos son: tú afecto, tus caricias, tus palabras, tu amor...
Papi, tu grandeza no esta en el poder de tu fuerza física. Tú, mi héroe, eres mucho más cuando no necesitas de ella para guiarme
“TAN SOLO AMAME".

LOS PADRES QUE YO SOÑÉ...
“ Una metáfora hermosa compara al esposo como el sol de la madrugada que se levanta a emprender la jornada (Salmo 19.4-6) Dios le concede valor, fuerzas, optimismo, fe y resolución de no volver a casa con las manos vacías.
Es como la vid y los pámpanos . “En el seno de tu hogar tu esposa será como vid llena de uvas , alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivos” (Sal. 128.3).
El padre y la madre responsables brindan todo lo que son y lo que pueden hacer para construir un hogar estable y seguro donde se desarrollen los hijos.
El vela para que no falte dinero para el pan, la ropa, la casa, el médico, la educación de los hijos y el plan de superación de la esposa.


El representa la voz más importante de la vida familiar. En el gobierno del hogar, tiene el mando del poder ejecutivo y judicial.
Todo padre es un verdadero sacerdote o pastor de su propia familia. La vida espiritual y religiosa del hogar es el punto clave de toda paternidad respon- sable.
Enseña valores austeros: el orden, el respeto La limpieza, el amor al trabajo, el amor al estudio, la honradez, la utilidad, la laboriosidad, la diligencia, la veracidad, el honor, la simpatía entre hermanos, la solidaridad.
Ella vela para que los hijos crezcan bien educados porque es la principal maestra de su hogar. Su blanco es un carácter sólido y bien formado en sus hijos para esta vida y para la eternidad.

Tal vez podría tener alguna carencia en autoridad sobre todo si el papá está presente en la vida familiar, pero nunca debe fallar en afectividad.
Ella es responsable de conducir la escuela del hogar. En el gobierno de la educación y la cultura en valores, ella tiene el mando más elevado.
Enseña valores más humanos y delicados: la fe, la reverencia, la pureza, la misericor- dia y compasión, la sencillez, la cortesía, la amabiliadad, la bondad.
La paternidad y la maternidad deben llegar a ser fuentes de revalorización de nuestro hogar.


La paternidad debe asegurar el amor protector, la seguridad, la previsión y la responsabilidad.
La maternidad debe garantizar el amor compasivo, la unidad familiar y el compañerismo.
Decido, con la ayuda de Dios, ser un buen papá o una buena mamá que cumpla fielmente mis deberes ante Dios y ante la sociedad, y lo esencial...La felicidad de los hijos cuando se educan con amor...ES SEMBRAR SEMILLAS POSITIVAS PARA EL FUTURO...

No hay comentarios:

Publicar un comentario